Anemia: Información, Remedios y Dieta

Vitaminas para la Anemia

Anemia   24/09/2020
Vitaminas para la Anemia
RESUMEN

Entérate cuales son las vitaminas que deben estar presentes en tu dieta para combatir la anemia.

Si bien la anemia se produce por deficiencia de hierro, el estado de ciertas vitaminas en el cuerpo puede influir en la prevención y tratamiento de la anemia.

Conoce la importancia de la vitamina B2, E y A entre otras vitaminas para la anemia y cómo una alimentación equilibrada te permite cubrirlas naturalmente.

1. Vitamina E para la Anemia

vitamina-e-globulos-rojos

Según Johns Hopkins, la vitamina E es necesaria para prevenir el daño oxidativo a los eritrocitos, glóbulos rojos, lo que, si no se evita, produce hemólisis, su destrucción y conduce a anemia. 

La deficiencia de vitamina E puede ocurrir en síndromes de malabsorción como la fibrosis quística y conducir a anormalidades en la médula ósea.

Alteraciones en la médula ósea por deficiencia de vitamina E pueden comprometer la eritropoyesis, la síntesis de glóbulos rojos.

La vitamina E la encuentras en aceites vegetales y semillas como por ejemplo almendras, aceite de oliva.

2. Vitamina A

naranjas-cajon

Cantidades adecuadas de vitamina A en el cuerpo se relacionan con valores adecuados de hemoglobina y hierro.

El aporte de vitamina A a través de alimentos permite alcanzar valores suficientes de vitamina A para mejorar las reservas de hierro.

Lograr un estado adecuado de vitamina A mediante hortalizas y frutas anaranjadas permite mantener el aporte de hierro para los tejidos como la médula ósea.

Esto es posible gracias a que la vitamina A moviliza el hierro e incrementa la cantidad de hierro plasmático.  

En la médula ósea se produce la eritropoyesis. La eritropoyesis es la síntesis de glóbulos rojos. La deficiencia de vitamina A deteriora la eritropoyesis.

Altera la hematopoyesis en hígado y riñones. Reduce el uso de las reservas de hierro en el cuerpo y afecta el metabolismo del hierro. (1)

3. Vitamina C

globulos-rojos-escudo

De acuerdo a un estudio realizado en, Punjab Agricultural University la vitamina C facilita la absorción del hierro en el intestino y moviliza las reservas de hierro.

Consumir alimentos ricos en hierro junto con alimentos fuentes de vitamina C como frutas y verduras aumenta la absorción del hierro no hem. 

La vitamina C contrarresta la inhibición de la absorción del hierro producida por los fitatos y taninos que se encuentran por ejemplo en alimentos como infusiones como té, café y legumbres.  

La deficiencia de vitamina C a su vez altera el metabolismo del folato y complica la síntesis de glóbulos rojos.

Si no se cuenta con reservas de vitamina C, se produce el daño oxidativo de los glóbulos rojos, lo que conduce a hemólisis, destrucción de los eritrocitos o glóbulos rojos.

Otro efecto de la falta de vitamina C es la hemorragia de los capilares lo que conduce a pérdida de sangre y aumenta el riesgo de anemia. (2)

4. Ácido fólico y Anemia

vegetales-hoja

El ácido fólico es necesario para la división celular que permite la producción de glóbulos rojos en la médula ósea.  

Junto al hierro y la vitamina B 12 resulta importante en la síntesis de glóbulos rojos o eritropoyesis.

Esta vitamina incrementa levemente la concentración de hemoglobina y el hematocrito, indicadores del estado de los glóbulos rojos en la sangre.  

Cuando se presenta deficiencia de ácido fólico, se prolonga la división celular y en lugar de producirse glóbulos rojos se producen otros compuestos anormales llamados megaloblastos.

Es decir que la eritropoyesis es ineficaz y no se producen suficientes glóbulos rojos, por lo cual la anemia se desarrolla y la hemoglobina disminuye.

El ácido fólico se encuentra especialmente en vegetales de hoja y su aporte en la dieta puede prevenir y tratar la anemia y disminuir la severidad de anemia en personas que la sufren.

5. Vitamina B12

vitamina-b12-globulos-rojos

La vitamina B12 mejora la hemoglobina y reduce la gravedad de la anemia.

Ante la deficiencia de vitamina B 12, se produce una alteración del metabolismo del folato y como consecuencia se ve complicada la formación de glóbulos rojos. 

La deficiencia de vitamina B12 suele presentarse por una absorción alterada en lugar de un consumo insuficiente.

Puede observarse una falla en el cuerpo o reducción del factor intrínseco, una proteína que facilita el transporte de la vitamina B12.

Las reservas del cuerpo de la vitamina B12 son enormes y toma de 3 a 4 años agotarlas o 20 años de bajo consumo, debido a que se recicla en el cuerpo.

Las fuentes de vitamina B 12 son de origen animal. En el caso de seguir una dieta de origen vegetal se recomienda el uso de suplementos.

Nuevas Evas te aconseja los suplementos más apropiados, consulta a las especialistas en la comunidad.

6. Riboflavina o vitamina B2

vitamina-b2-globulos-rojos

A pesar de que la riboflavina está distribuida ampliamente en los alimentos, la deficiencia de esta vitamina es una de las más frecuentes.

La riboflavina es necesaria para movilizar el hierro de las reservas y volverlo disponible para su utilización en la síntesis de hemo, donde se encuentra el hierro. .

A su vez es necesaria para convertir la vitamina B6 a su forma activa que luego estimula la producción de globina, parte proteica de la hemoglobina.

La falta de vitamina B 2 en el cuerpo reduce la producción de globina y glóbulos rojos. 

Asimismo, la deficiencia de riboflavina reduce la capacidad de absorción intestinal del hierro. 

Un aporte adecuado de riboflavina en la dieta a partir de frutas y verduras frescas por ejemplo, aumenta la hemoglobina, hematocrito y los glóbulos rojos. (1) (2)

7. Piridoxina o vitamina B6

grupo-hemo

La vitamina B6 es necesaria para permitir la síntesis del grupo hemo, donde se encuentra el hierro, y corregir la anemia.

El empleo conjunto del hierro y vitamina B6 acelera la síntesis de hemo lo que se ve reflejado en un aumento de la concentración de hemoglobina.

La deficiencia de vitamina B6 es rara, pero en ese caso, el aporte de vitamina B6 puede corregir las anormalidades producto de la anemia sideroblástica que no permite producir glóbulos rojos.

La anemia sideroblástica impide que el hierro se una a la hemoglobina.

Según un estudio en Cochrane, el tratamiento convencional de la anemia se basa en la suplementación médica de hierro con vitaminas.

Este tratamiento se asocia a efectos secundarios como náuseas o estreñimiento. Es por esto que para evitar efectos secundarios resulta mejor opción tomar el hierro y vitaminas de los alimentos. (3)

La vitamina A, ácido fólico, B12, riboflavina y B6 son necesarias para la producción normal de glóbulos rojos.

Mientras que la vitamina C y E protegen a los glóbulos rojos maduros de la destrucción por la oxidación de los radicales libres.

La riboflavina, vitamina A y C previenen a su vez la anemia al incrementar la absorción del hierro y facilitar la movilización de las reservas.

Recuerda el nombre de estas vitaminas para la anemia e inclúyelas en tu alimentación diaria para prevenir y tratar la anemia junto con alimentos fuentes de hierro.

Cubrir estas vitaminas en tu dieta para combatir la anemia resulta fácil con la ayuda de recetas que integran varias de ellas al mismo tiempo.

El Libro de Desayunos Verdes te enseña cómo lograrlo con desayunos equilibrados ricos en hierro y vitaminas que facilitan su absorción.

¿La Anemia Tiene Cura? Sí
Comentarios