Anemia: Información, Remedios y Dieta

3 Tratamientos para la Anemia en el Adulto Mayor

Anemia   20/12/2019
3 Tratamientos para la Anemia en el Adulto Mayor
RESUMEN

Conoce 3 tratamientos para la anemia en el adulto mayor que colaboran a tratar la anemia tanto por consumo deficiente de hierro, malabsorción, pérdidas o enfermedades que la producen. 

Aprende a preparar un mousse verde para la anemia, incorpora probióticos en tu dieta y descubre otro consejo para tratar tu anemia.

1. Prepara un Mousse Verde para la Anemia

mousse-verde

Los mousses verdes son una preparación nutritiva que mezcla frutas y verduras crudas para crear deliciosas comidas nutritivas en forma de mousses. Permite seleccionar alimentos cargados en vitaminas y minerales, antioxidantes necesarios para curar la anemia. 

El principal beneficio que obtendrás del consumo de un mousse verde es su maravilloso aporte de clorofila. 

De acuerdo a un estudio en University of Rochester, la clorofila es el pigmento que da el color verde a los vegetales de hoja, abundantes en los mousse y que colabora con la síntesis de hemoglobina. 

Recordemos que la deficiencia de hemoglobina es la causa principal de anemia. La hemoglobina es una molécula que contiene el hierro en el cuerpo, es por eso que el consumo de mousses verdes cargará tu cuerpo de hemoglobina y de hierro. 

Otra ventaja de los mousses verdes es que en una pequeña porción de alimento obtienes una cuota importante de enzimas que permiten mejorar tu digestión. 

Como también reforzar tu inmunidad importante para la producción de glóbulos rojos y el aprovechamiento de los alimentos que incorpores a lo largo del día.

Especialmente en adultos mayores los mousse son fácilmente deglutidos y digeridos gracias a que no requieren masticación por su consistencia gelatinosa. 

A su vez permiten la tolerancia aun en aquellos abuelos que no están acostumbrados a consumir frutas y verduras crudas en su dieta por que se trata de alimentos alcalinos que no requieren una secreción de ácidos para su digestión. 

La secreción de ácido clorhídrico cual puede verse alterada en adultos mayores por enfermedades o el uso de medicamentos.  

Según un estudio realizado en University of Ottawa, el consumo de menos de 5 porciones de frutas y verduras al día se relaciona con una mayor probabilidad de contar con anemia moderada a grave.

Esto se explica porque además de aportar hierro, las frutas y verduras cuentan con vitamina A y C que estimulan su absorción, vitaminas que difícilmente se cubren en ancianos sin estos alimentos.  

A su vez las frutas y verduras cuentan con fitoquímicos que son esenciales para las funciones del cuerpo y la prevención de la anemia.

Erróneamente muchas veces se aconseja incrementar el consumo de carne para resolver la anemia. 

Sin embargo, en los adultos mayores que suelen sufrir de enfermedades como el cáncer, diabetes y enfermedades cardiovasculares el aporte de hierro a partir de la carne puede ser contraproducente al incrementar el riesgo de sufrir estas enfermedades

Es en este sentido que incrementar el consumo de frutas y verduras a través de mousses verdes resulta la alternativa más viable gracias a que son fácilmente absorbibles, no presentan efectos secundarios y son accesibles económicamente. (1) (2) 

Para resolver la anemia también resulta importante la selección de frutas y verduras que se realice.  

El libro de Desayunos verdes de Nuevas Evas te enseña a preparar deliciosos mousses verdes, también extractos y otros desayunos saludables que colaboran en revertir tu anemia.

Con el Libro recibirás más de 40 recetas de desayunos junto con información de las frutas y verduras y consejos para aprender a aprovechar al máximo tus alimentos reduciendo las pérdidas de nutrientes, seleccionándolos, mezclándolos y consumiéndolos en forma apropiada para sanar tu anemia. 

2. Mejora la Digestión y Absorción

mujer-anciana-aparato-digestivo

Según un estudio realizado en University of New York, un sistema gastrointestinal afectado en personas mayores predispone al desarrollo de anemia.

Los problemas gástricos pueden deberse a gastritis o infección de Helicobacter o a un aumento del pH gástrico debido al uso crónico de antiácidos o ser consecuencia de enfermedades u otros medicamentos como el empleo de antiinflamatorios y aspirina en exceso que producen gastritis y sangrado.  

La gastritis conduce al sobrecrecimiento bacteriano, es decir, al aumento de las bacterias en el intestino, al igual que la presencia de diabetes en adultos mayores, esto afecta la absorción del hierro debido a que esta ocurre en el intestino.  

En este sentido llevar una dieta rica en alimentos de origen vegetal, que es alcalina y permite controlar los valores de azúcar mejora la absorción del hierro.

Los suplementos de zinc son ampliamente utilizados en la curación de úlceras y la degeneración macular que afecta la vista y comprometen la absorción del hierro en el intestino.  

Otros factores que interfieren negativamente en la absorción del hierro son los síndromes de malabsorción como ocurre en el caso de la celiaquía o ante una sensibilidad al gluten.

Una dieta saludable es antiinflamatoria y libre de desencadenantes frecuentes de sensibilidad y malabsorción como el gluten y la lactosa.

De acuerdo a otro estudio en Baylor University la enfermedad celíaca aparece por una respuesta inmunológica y se vincula con otras enfermedades inmunológicas.

Por lo cual los desencadenantes ambientales como una mala alimentación influyen en su desarrollo y el aplanamiento de las vellosidades intestinales y la malabsorción que ocurren en esta enfermedad. 

Una dieta libre de gluten incrementa la ferritina sérica, es decir, las reservas de hierro, en personas con deficiencia de hierro causada por sensibilidad al gluten.

Esta dieta también permite controlar los dolores de articulaciones y reducir el uso de medicamentos antiinflamatorios, evitando la pérdida de hierro y mejorando así su absorción. (3) (4)

3. Probióticos para tratar la Anemia

probioticos-kefir

La incorporación de probióticos en la alimentación, según lo publicado por la Scientific Conference on Probiotics and Prebiotics, aumenta los niveles de glóbulos rojos y hemoglobina en sangre.

Los probióticos son microorganismos no dañinos que si se usan vivos cuentan con beneficios en el ser humano al establecer un equilibrio microbiano en el intestino.

A su vez los probióticos evitan la pérdida de glóbulos rojos y hemoglobina en pacientes sometidos a cirugías por enfermedades gastrointestinales.

Los probióticos actúan en el cuerpo incrementando la producción de glóbulos rojos, los cuales transportan la hemoglobina que contiene el hierro.

Estos efectos se observaron luego de añadir los prebióticos en la dieta durante 8 semanas aún sin otros cambios en la alimentación. (5)

De acuerdo a otro estudio realizado en Golestan University, el empleo de probióticos también resulta útil para controlar enfermedades que conducen a anemia y resolver de este modo la anemia.

Una de estas enfermedades que ocurre con frecuencia en adultos mayores es la insuficiencia renal crónica, una enfermedad inflamatoria crónica que al avanzar crea la necesidad de hemodiálisis, terapia por la cual se filtra la sangre.

En la inflamación en la insuficiencia renal crónica aumenta la producción de sustancias inflamatorias que inhiben la eritropoyetina, que sintetiza los glóbulos rojos.

En la anemia producida por la insuficiencia renal crónica los probióticos establecen un equilibrio entre las sustancias que producen inflamación y las antiinflamatorias lo cual permite mejorar los valores de hemoglobina.

En este caso los probióticos se utilizaron por un periodo de 3 meses y permitieron que el incremento de la hemoglobina se mantenga aún luego de este periodo en el que se incorporaron los probióticos.

Se observó entonces que en estos casos donde la anemia se asocia a enfermedades inflamatorias como la insuficiencia renal se requiere un mayor periodo de incorporación de probióticos y también cantidades más elevadas.

Los beneficios podrían incrementarse si los probióticos se consumieran por un periodo de entre 4 a 5 meses.

El empleo de probióticos resulta importante debido a que el desarrollo de anemia producto de la insuficiencia renal es uno de los factores de riesgo para enfermedades cardiovasculares y afecta los movimientos y el estado cognitivo como es la memoria.

Puedes adquirir bebidas probióticas en tiendas orgánicas o elaborarlos en casa utilizando gránulos de kéfir en una leche vegetal.

Por ejemplo, puedes preparar una leche de almendras y colocar en un frasco de vidrio, añadir los gránulos de kéfir de agua, un dátil o pasas de uva y dejar reposar durante 24 a 48 horas. (6)

Debido a que la anemia en adultos mayores puede deberse a una dieta inadecuada como también a la polifarmacia, la malabsorción o presencia de otras enfermedades los 3 tratamientos resultan necesarios para resolver la anemia.

En el blog de anemia de Nuevas Evas encontrarás distintas formas de incrementar las reservas de hierro y revertir la anemia naturalmente. Una alimentación especializada para curar la anemia es la solución definitiva.

¿La Anemia Tiene Cura? Sí
Comentarios