Anemia: Remedios, Medicina Natural y Recetas

Anemia en el Adulto Mayor

Anemia   23/08/2019
Anemia en el Adulto Mayor
RESUMEN

Aprende todo acerca de la anemia en el adulto mayor. Antiguamente se creía que la disminución en los niveles de hemoglobina, un indicador de anemia podría ser consecuencia normal del envejecimiento, la evidencia científica luego indicó que la anemia refleja una mala condición de salud.

Enterate cual es la prevalencia actual de la anemia en el adulto mayor, cuales son las diversas causas como las nutricionales, enfermedades, entre otras y las graves complicaciones. 

La anemia en adultos mayores se asocia con una mayor vulnerabilidad a efectos adversos, problemas de movilidad, demencia, depresión y aumento del riesgo de enfermar y morir.

1. Prevalencia de Anemia

ancianos

Según un estudio realizado en National Institute on Aging a la edad entre 50 años a 64 años las tasas de anemia se reducen a la mitad comparado con mujeres en edad fértil. 

Pero la prevalencia de anemia luego aumenta gradualmente y se duplica del 10 a 20% de los 75 años a 85 años.

De acuerdo a la definición de la Organización mundial de la salud los hombres presentan anemia cuando la hemoglobina es menor a 13 g/ dl y en las mujeres cuando es menor a 12 gr / dl.

El 11 % de los hombres y 10, 2% de mujeres mayores de 65 años están anémicos.

De las personas mayores con anemia un tercio está relacionada con la presencia de insuficiencia renal crónica. (1)

2. Causas de la Anemia en el Adulto Mayor

2.1. Nutricionales

hombre-hierro

De acuerdo al estudio elaborado en National Institute on Aging, un tercio de los casos de anemia se debe a la deficiencia de un nutriente.

La mitad de estos casos por deficiencia de hierro, sola o en combinación con el folato o deficiencia de vitamina B 12.

La deficiencia puede deberse a un consumo inadecuado producto de una dieta pobre en hierro o mal equilibrada o por la presencia de desnutrición.  

Por otro lado, según Vita Salute University, la obesidad puede conducir a deficiencia de hierro debido a que incrementa la inflamación y aumenta los niveles de una sustancia llamada hepcidina, esta sustancia disminuye la absorción del hierro.

Otro factor de la dieta del adulto mayor que puede desencadenar la anemia es la sensibilidad al gluten. Entre 2,5 y 5% de las personas con anemia cuenta con sensibilidad al gluten.

Las enfermedades inflamatorias intestinales en general pueden desencadenar anemia como la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn

Estas enfermedades ocurren porque el intestino se vuelve permeable, como si fuera un intestino agujereado que permite el paso de bacterias y otros microorganismos.

Pero en estos casos la anemia se debe a deficiencias no solo de hierro, también de folato, vitamina B 12 y el efecto de fármacos.

El abuso de alcohol puede acarrear una deficiencia de folato, otro tipo de anemia.

Asimismo, según un estudio realizado en Brigham and Women's Hospital, la deficiencia de vitamina D en adultos mayores es frecuente y se relaciona con la aparición de anemia.

La falta de vitamina D afecta a las células encargadas de la producción de glóbulos rojos.  (2) (3)

2.2. Enfermedades

intestino-globulos-rojos

La mayoría de los adultos con deficiencia de hierro tienen un exceso de pérdida de sangre gastrointestinal debido a alguna alteración en el tracto digestivo como gastritis, esofagitis, úlcera, diverticulitis, hemorroides.

Se identificó entre las personas mayores que el 16% presentaba cáncer de colon o pólipos.

A su vez, la presencia del Helicobacter pylori disminuye la absorción de hierro porque este microorganismo compite con el cuerpo para obtener el hierro y reduce la disponibilidad de vitamina C que es necesaria para la absorción del hierro y como consecuencia se produce lesión y sangrado.

En los adultos también se da lo que se denomina anemia de las enfermedades crónicas, es decir la presencia de anemia sin una causa definida en personas que presentan muchas enfermedades.

Según un estudio en American Society of Hematology, entre las enfermedades frecuentemente asociadas a la anemia se encuentran el cáncer, diabetes, enfermedad hepática, insuficiencia cardíaca.

En este tipo de anemia se elevan las citoquinas, compuestos inflamatorios que estimulan la producción de una sustancia llamada hepcidina que disminuye la absorción intestinal de hierro.

Otras causas de anemia son la talasemia menor, anemia hemolítica, mieloma múltiple e hipotiroidismo. (1) (4)

2.3. Medicamentos

medicamentos

En los ancianos resulta frecuente la polifarmacia, es decir el empleo de diversos medicamentos para el dolor y distintas enfermedades tanto de venta libre como con receta.

De acuerdo a Vita Salute University, los antiinflamatorios no esteroideos utilizados para el dolor y los anticoagulantes producen pérdida de sangre, lo que puede conducir a anemia.  

Además, los fármacos que inhiben la bomba de protones, es decir, los medicamentos digestivos alteran la absorción del hierro.

Muchos de los fármacos utilizados para distintas patologías en la edad adulta reducen la eritropoyesis, es decir la capacidad del cuerpo para producir los glóbulos rojos. (2) (4)

2.4. Producto de la edad

mujer-leyendo

De acuerdo al estudio en American Society of Hematology, la reducción de masa muscular provoca cambios en la masa de glóbulos rojos y la utilización de oxígeno.

Por lo cual la anemia se produce como una respuesta del cuerpo a la disminución de la masa corporal.

Otro cambio que se produce producto de la edad es la alteración del funcionamiento de la médula ósea lo que reduce la producción de glóbulos rojos.

Siempre es importante descubrir la causa de la deficiencia de nutrientes porque además de corregir la anemia permite prevenirla luego. 

A medida que cada persona envejece, disminuye el funcionamiento de las enzimas del cuerpo y ocurre una disminución de los jugos gástricos, todo esto complica la correcta digestión y absorción del hierro. (1) (4)

3. Complicaciones de la Anemia en Ancianos

3.1. Problemas físicos, cognición y calidad de vida

anciana-perdida

Aunque sea leve, la anemia en adultos mayores afecta la capacidad de mantener niveles adecuados de actividad física.

También tiene un impacto negativo sobre la fuerza muscular, la movilidad diaria, la caminata y la capacidad para subir escaleras y mantener el equilibrio.

La anemia se asocia además con un mayor riesgo de caídas y debilidad similar al encontrado en personas con artritis.

Debido a que los problemas de movilidad, reducen la actividad física y producen pérdida de masa muscular, se complica la anemia.

La anemia por deficiencia de vitamina B12 puede conducir a alteraciones neurológicas graves. (1)

Según un estudio realizado en Duke University, la anemia se presentó en un 24% de los adultos mayores de 71 años estudiados y se asoció con dificultad para los movimientos y disminución de la función cognitiva.

Alcanzar concentraciones de entre 13 y 14 gr/ dl en mujeres reduce la dificultad en la movilidad comparado con la hemoglobina de 12 gr/ dl.

En cuanto a la función cognitiva se ha demostrado que existe relación entre la anemia, el Alzheimer y otras demencias.

Esta relación se ha evidenciado en mayor medida en las mujeres que en los hombres. (5)

Además, de acuerdo a un estudio elaborado en University of South Florida, las personas con anemia con frecuencia presentan aumento de la fatiga, depresión y más discapacidad. (6)

3.2. Mayor riesgo de enfermar y morir

anciano-acostado

En personas mayores de 65 años hospitalizadas por un infarto agudo de miocardio el hematocrito menor al 33 % se asoció con una mayor mortalidad a los 30 días.

Las personas con insuficiencia cardíaca con anemia también presentan mayor mortalidad que pacientes con insuficiencia cardíaca sin anemia.  

Además, según el estudio en Duke University, la anemia se asocia con un aumento de la mortalidad en un 40% en 8 años.

En las personas de todas las edades con enfermedades, la mejoría de la anemia tiene un impacto beneficioso en la reducción del riesgo de enfermar y morir.

Se observó en el estudio mencionado que lograr valores de hemoglobina de 13-14 g/dl en mujeres y 14-15 gr /dl en hombres se asoció con una mayor supervivencia.

Los suplementos de hierro cuentan con efectos secundarios como náuseas, vómitos, estreñimiento, sabor metálico en la boca, heces oscuras.

Además de que no son adecuadamente absorbidos por la presencia de patologías en los adultos como la infección por Helicobacter pylori.

A su vez el uso de eritropoyetina, proteína que promueve la síntesis de glóbulos rojos, en adultos mayores puede aumentar la presión arterial.

Es por estos motivos que reforzar la dieta con alimentos con alto poder de curación, como los indicados en el artículo 15 alimentos ricos en hierro para prevenir y tratar la anemia, resulta la alternativa más viable. (1) (4) (5) 

Encuentra en nuestro blog de anemia otras formas de mejorar las reservas de hierro en el cuerpo. La anemia en adultos mayores si no se previene puede aislarlo fisica y emocionalemente por un mayor riesgo de fracturas, aumento de la prevalencia de demencia y alta probabilidad de enfermar y poner en riesgo su salud. 

El libro de Desayunos Verdes te ofrece recetas para incrementar el hierro naturalmente y mejorar la calidad de la dieta logrando otros beneficios para tu salud y aumentar de este modo la absorción del hierro. Puedes acceder al libro en el siguiente link: Libro Desayunos verde 

¿La Anemia Tiene Cura? Sí
Comentarios