Anemia: Remedios, Medicina Natural y Recetas

5 Consecuencias de la Anemia ¡Peligros!

Anemia   07/11/2019
5 Consecuencias de la Anemia ¡Peligros!
RESUMEN

Entérate cuales son las 5 consecuencias de la Anemia y los peligros para tu salud de sufrir de anemia. 

La anemia es una enfermedad crónica, si el diagnóstico se demora o retrasa el tratamiento conduce a complicaciones.

Si no se realiza el tratamiento, la anemia predispone a la persona a problemas neurológicos, infecciones vaginales y riesgo alto de muerte ante cirugías simples entre otras consecuencias que conocerás en el artículo. (1)

 

1. Alteraciones Neurologicas a causa de Anemia

mujer-con-hielo-mano

Según University of Texas, la deficiencia de hierro se relaciona con problemas neurológicos conocidos como pica y el síndrome de piernas inquietas.   

La pica se define como una enfermedad en la cual la persona que la padece siente un deseo irrefrenable e involuntario por consumir sustancias no nutritivas. 

Entre las sustancias consumidas se encuentran tierra, arcilla, tiza, papel, hielo. La pica es un trastorno mental y por vergüenza el paciente no se lo revela al médico.

De acuerdo al estudio, el 11% de los participantes, particularmente mujeres, que presentaban anemia tenían pica y mordían y masticaban hielo.

La pica puede conducir a graves problemas gastrointestinales como úlceras si no se trata a tiempo.

El tratamiento de la anemia en los participantes de este estudio redujo el deseo de consumir la sustancia no nutritiva, el hielo.

Otra alteración neurológica frecuente que se asocia a la presencia de anemia es el síndrome de piernas inquietas.

Este síndrome se caracteriza por una sensación incómoda en las piernas que crea la necesidad de moverlas sin parar para aliviar la molestia.

Las sensaciones pueden ser leves o difíciles de tolerar y se presentan como una quemazón, picor, dolor, como impulsos eléctricos o similar a gusanos debajo de la piel.

El síndrome de piernas inquietas se intensifica en momentos en que la persona se encuentra en reposo, lo cual además altera el sueño. (2)

2. Anemia y Problemas de movilidad

mujer-preocupada

De acuerdo a un estudio elaborado en Johns Hopkins University, la anemia se asocia en forma importante con una disminución de la movilidad física. 

La anemia actúa en el cuerpo restringiendo el suministro de oxígeno al músculo, lo que reduce la fuerza muscular y complica los movimientos.

La movilidad además se dificulta por el agotamiento y cansancio, síntomas frecuentes presentes en personas con anemia.

Asimismo, al disminuir la llegada de oxígeno al cerebro,indirectamente complica la llegada al cuerpo de órdenes para realizar los movimientos.

Los problemas en la movilidad, aumentan, según el estudio, el deterioro físico y el riesgo de mortalidad, aun si la persona no presenta otras enfermedades.

Según otro estudio realizado en Saint Louis University Health Science Center, la anemia se relaciona además de los problemas de movilidad con fragilidad.

En este estudio se compararon distintos grupos de mujeres según sus valores de hemoglobina. Aquellas mujeres con valores de 13-14 g/dl, valores normales, tienen mejor movilidad

A su vez este grupo presenta menor mortalidad si se las compara con el grupo de mujeres que cuenta con hemoglobinas de 12 g/ dl, la cual es baja e indicador de anemia. 

Es así que la anemia se relaciona con un mayor riesgo de caídas y un aumento de la mortalidad a 5 años por este motivo. (3) (4)

3. Mayor riesgo de infecciones

mujer-manos

De acuerdo a un estudio elaborado en Pennsylvania State University, la presencia de anemia disminuye las defensas propias del cuerpo. 

La reducción de las defensas o inmunidad predispone a infecciones.

Según otro estudio en City General Hospital, la anemia se asocia con una prevalencia mayor de infecciones urinarias, principalmente en embarazadas.

En este estudio se evidencio que la presencia de infección urinaria fue más del doble de frecuente en mujeres anémicas comparadas con las no anémicas.

En el 82% de los casos la presencia de infección urinaria en mujeres anémicas no produjo síntomas, lo que retrasó el tratamiento.

Además, en este estudio se evidencio que es necesario tratar la infección y la anemia para curar la anemia en el cuerpo, no basta con resolver uno de los problemas.

Por lo cual estas 2 enfermedades si no se tratan a tiempo, complican el estado de salud de forma grave. 

En el estudio, algunos pacientes desarrollaron además una inflamación de la uretra y riñones, la cual produce dolor, urgencia urinaria y sangre en la orina.

Si esto afecta los riñones puede conducir a náuseas, vómitos y fiebre.

Asimismo, según Cornell University, la anemia se relaciona con el diagnóstico de tuberculosis, con una prevalencia de entre 32 a 86% de los pacientes con anemia.

La evidencia científica relaciona la anemia con mayor riesgo de mortalidad luego del diagnóstico de tuberculosis. (5) (6) (7)

4. Alteraciones en corazón y pulmones

mujer-dolor-pecho

La anemia, de acuerdo a lo publicado en Israel Medical Association Journal, es un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades cardíacas graves.

En este estudio se evalúo a 417 pacientes que presentaban insuficiencia cardíaca y anemia.

Como resultado se observó que los pacientes con estas 2 enfermedades tenían un grado más avanzado de enfermedad que aquellos con insuficiencia cardíaca pero sin anemia.

Por lo cual, la anemia, además de contribuir al desarrollo de la insuficiencia cardíaca aumenta la gravedad de la enfermedad.

Esta situación incrementó la mortalidad en pacientes con insuficiencia cardiaca y anemia en 13%, comparado con 4% cuando se presentó solo insuficiencia cardíaca.

La anemia, asimismo, según numerosos estudios como el de Indira Gandhi Medical College, tiene una fuerte asociación con enfermedades respiratorias como el EPOC.

La enfermedad obstructiva crónica (EPOC) se presenta en entre 7,5 a 33% de los pacientes con anemia.

La anemia junto al EPOC reducen el buen funcionamiento del cuerpo, al aumentar la fatiga y disnea, la dificultad para respirar.

La anemia y el EPOC se relacionan como una patología denominada “anemia de la inflamación” es decir la asociación entre la anemia y enfermedades inflamatorias.

La incidencia de mortalidad es dos veces más alta en pacientes con anemia y EPOC comparado con aquellos con EPOC no anémicos. (8) (9)

5. Mayor riesgo de enfermar y morir

mujer-cama-enferma

Según University of Vienna, las complicaciones producto de cirugías en personas con anemia se observaron en cirugías simples y complejas.

La anemia se caracteriza por una disminución de la hemoglobina que aumenta el riesgo de enfermar y morir luego de una cirugía.

Es decir, que el peligro no se debe al riesgo asociado a toda cirugía, sino a un mayor peligro relacionado a la presencia de anemia.

Según el estudio, la presencia de anemia antes de una cirugía simple, no cardíaca ni neurológica aumento los días de internación y la necesidad de cuidados intensivos.

La anemia también se asoció con un aumento del riesgo de enfermar luego de cirugías cardíacas.

Además, la presencia de anemia antes de la cirugía, aumentó el riesgo de muerte hasta 30 días luego de la cirugía.

La evidencia muestra que las transfusiones que se utilizan para tratar la anemia, lejos de resolver el problema, aumentan el riesgo de enfermar y morir.

También es importante destacar que la relación entre anemia y aumento del riesgo de enfermar y morir no se redujo ni por la edad ni el sexo de la persona, es decir que se relaciona con la presencia de anemia. (10)

La anemia es una enfermedad crónica con síntomas inespecíficos que pueden no ser percibidos por lo cual el diagnóstico temprano resulta fundamental para evitar las graves complicaciones de la anemia.

La anemia, de acuerdo a Vita Salute University, es decir, la deficiencia de hierro en sangre, afecta a más de 2 mil millones de personas en todo el planeta y las mujeres y niños son los grupos más afectados.

La prevalencia de anemia se presenta en 40% de niños, 30 % de mujeres y 38 % de embarazadas, sin embargo la mayoría de estos grupos de personas no conocen que la padecen y el diagnóstico se realiza en forma tardía.

No es el propósito de este articulo generar pánico entre los lectores, sino permitirles tomar conciencia, preocuparse, considerar con seriedad el tema de la anemia y ocuparse para prevenir y combatir esta enfermedad.

Una forma de prevenir y tratar la anemia y evitar el desarrollo de estas consecuencias es realizando cambios en tu alimentación.

Muchos de los alimentos que forman parte de la dieta occidental como el café y la leche en el desayuno pueden estar afectando la absorción del hierro en tu cuerpo. 

Nuevas Evas cuenta con un Libro de Desayunos Verdes que te ofrece desayunos ricos en hierro y otros nutrientes que combinados en forma precisa, siguiendo las recetas indicadas resuelven la anemia. 

Puedes adquirir tu libro de Desayunos Verdes para la anemia en el siguiente link: Libro de Desayunos verdes 

¿La Anemia Tiene Cura? Sí
Comentarios