Anemia: Remedios, Medicina Natural y Recetas

Cómo prevenir la Anemia Materna: Alimentación para una Lactancia Saludable

Anemia   16/03/2019
Cómo prevenir la Anemia Materna: Alimentación para una  Lactancia Saludable
RESUMEN

Aprende cómo prevenir la Anemia Materna y cómo debe ser la Alimentación de la madre para una Lactancia Saludable. Conoce cómo afecta la anemia materna a los niños lactantes.

El artículo incluye los beneficios de la lactancia materna saludable en los niños. Comprende en detalle los nutrientes críticos para una lactancia saludable, como el hierro, ácido fólico y otros nutrientes, su importancia, requerimientos y fuentes

Si quieres conocer cómo alimentarte correctamente durante este periodo, no dejes de leer el siguiente artículo, más aún si te sientes cansada, pálida, puedes estar sufriendo actualmente de anemia y esto afectar la calidad de la leche de tu bebé

1. Anemia durante la lactancia

La anemia ha sido declarada un problema de salud internacional con una presencia en 1.62 billones de personas en el mundo.

Este dato relevante fue obtenido por la Organización mundial de la salud en su estudio publicado en 2008 con datos recolectados durante 12 años, en el cual las mujeres lactantes forman parte del 30% de la población con anemia.

La prevalencia de la anemia resulta preocupante, especialmente en mujeres y niños debido a sus necesidades aumentadas no cubiertas durante el embarazo, lactancia y crecimiento.

La anemia se debe en todos los casos y refiriéndonos particularmente a la lactancia, a una mala alimentación de la madre, producto del bajo consumo de nutrientes críticos,  así como una pobre absorción de los mismos. (1)

Es importante que si presentas sospechas de anemia o síntomas como cansancio, palidez consultes a un especialista para realizar el diagnóstico adecuado. Es necesario incluso antes del embarazo para tomar las medidas necesarias.

2. Beneficios de la lactancia materna

A partir de un estudio realizado conjuntamente por asociaciones relacionadas con la salud como la OPS (Organización Panamericana de la salud), podemos resumir los múltiples beneficios de la lactancia materna en tu niño. (2)

La lactancia materna saludable:

  • Disminuye el riesgo de enfermar y morir de los niños por patologías como diarrea y enfermedades respiratorias

  • Posibilita el desarrollo de las habilidades intelectuales y motoras

  • Previene enfermedades crónicas como obesidad, diabetes y disminuye el riesgo de cánceres.  

Comprensiblemente nos referimos a una lactancia saludable en la cual la madre cubra todos los requerimientos nutricionales durante ese periodo. (2)

¿Y tú, te estas alimentando correctamente?. Averígualo a continuación

3. Alimentación Materna Equilibrada

3.1. ¿Cómo afecta la anemia materna a los niños lactantes?

La recomendación de la OMS (Organización mundial de la salud) acerca de la incorporación de lactancia exclusiva materna durante los primeros 6 meses ha resultado efectiva para la prevención de enfermedades.

Sin embargo, la presencia de anemia en las madres lactantes aumenta tres veces el riesgo de anemia en bebés, según un estudio realizado por el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición.

El mismo se realizó desde el año 1998 hasta el 2003 en la ciudad de México, evaluando 306 bebés desde el nacimiento hasta los 2 años.

Otra información que revela es que los niños nacidos de madres anémicas tienen reservas de hierro reducidas. (3)

Un estudio diferente elaborado por The Pennsylvania State University revela que la anemia materna influye negativamente en la interacción con el bebé.

Este dato aunque no relacionado con la calidad de la leche materna, resulta significativo dado que la relación madre-hijo determina el crecimiento y desarrollo neuromadurativo del niño. (4)

Si nos referimos a la anemia de vitamina B 12 en la madre, el niño lactante se ve afectado directamente, presentando problemas neurológicos y retraso de crecimiento según un estudio realizado en la Universidad de California.  

Similar situación se observó en el estudio en relación a la deficiencia de vitamina B6 en la madre y como consecuencia bajo peso y cambios en el comportamiento del niño lactante.

Nuevamente la estrategia es reforzar tus conocimientos de la dieta necesaria durante la lactancia. (5)

3.2. Nutrientes críticos en la dieta para evitar la anemia materna en la lactancia

¿Por qué se denominan nutrientes críticos?

Los siguientes nutrientes son llamados críticos debido a que la deficiencia en la madre se refleja en la calidad de la leche y a la par aparecen los efectos negativos en los niños ante la deficiencia.

La reserva de nutrientes del bebé, especialmente hierro y vitamina C es muy baja por lo que debe obtenerlos obligatoriamente de la leche materna.

Una dieta equilibrada que incremente el consumo de los nutrientes críticos, aumentará en forma directa la cantidad de los mismos en la leche materna, según lo observado en el último estudio citado. (5)

Los nutrientes críticos para la prevención de anemia durante la lactancia son:

3.2.1. Hierro

Importancia del hierro en la lactancia

El riesgo de anemia postparto aumenta en mayor medida en mujeres con anemia previa al embarazo y más aún aquellas que viven en países en vía de desarrollo.

Esta situación es producto de que las necesidades de hierro de la madre son importantes durante el embarazo y en la lactancia.

En la lactancia específicamente debido a los cambios que experimenta en los tejidos y el metabolismo.

Otra dato importante obtenido del siguiente estudio es que las consecuencias de la anemia para la madre incluyen la depresión según un estudio realizado en la Universidad de California. (6)

Requerimientos de hierro durante la lactancia

Según un estudio realizado en National Institutes of Health, Bethesda, las necesidades de hierro durante la lactancia son de 9 mg, sin embargo si presentas anemia posparto este valor puede duplicarse.

En ambos casos, según lo demuestra el estudio, estas necesidades pueden cubrirse con la dieta sin necesidad de suplementación.  (7)

Fuentes de hierro en la dieta

Para obtener el hierro necesario durante la lactancia basta con implementar una dieta alta en alimentos fuentes junto 25 mg de vitamina C en tres comidas diarias.

Según este estudio por  National Institute of Nutrition que evaluó la población india, los alimentos fuentes de hierro incluyen: cereales como arroz, trigo, mijo, legumbres, verduras y frutas (8)

3.2.2. Ácido fólico

Importancia del ácido fólico en la lactancia

En caso de deficiencias de ácido fólico en la madre, la leche obtenida por el niño removerá las reservas maternas.

Si la deficiencia materna se acentúa, se produce anemia y la cantidad de ácido fólico de la leche disminuirá considerablemente.

La deficiencia en ácido fólico durante la lactancia se asoció con lesiones precancerosas en la adultez, en el niño.

Según el siguiente estudio a nivel mundial un tercio de las mujeres embarazadas y lactantes presentan deficiencia de ácido fólico.

Estos datos se establecen en un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition. (9)

Requerimientos de ácido fólico durante la lactancia

Según el estudio anterior el requerimiento de folatos se estimó en > 455 μg / d.

Valor resultante al considerar la necesidad en mujeres no embarazadas más las pérdidas derivadas de la secreción de leche. (9)

Fuentes de ácido fólico en la dieta

Su incorporación adecuada en la dieta es suficiente para cubrir las necesidades de ácido fólico, la incorporación de suplementación no ha mostrado resultados favorables. (9)

Puedes obtener ácido fólico de vegetales de hoja, frutas, cereales según el estudio realizado por University of Milan realizado en población Italiana. (10)

3.2.3. Vitamina B12

Importancia de la vitamina B12 en la lactancia

La deficiencia de vitamina B12 tiene una alta prevalencia durante la lactancia, fundamentalmente relacionada con que el lactante toma las reservas maternas.

Pero esto solo es posible si existe una malaabsorción producida por una incorporación deficiente de la vitamina en la madre, según lo observado en un estudio en University of California en 1997. (11)

La vitamina B 12 tiene funciones importantísimas en el cuerpo como la protección del sistema nervioso y la síntesis del famoso ADN.

Según un estudio publicado en Medical News Today se muestra cómo puede obtenerse fácilmente esta vitamina de tu dieta diaria, observa a continuación. (12).

Requerimientos de vitamina B 12 durante la lactancia

De acuerdo al estudio mencionado, basado en el consumo recomendado para la población, las llamadas RDA, las necesidades de vitamina B 12 durante la lactancia se determinaron en 2,8 mcg al día.

Fuentes de vitamina B12 en la dieta

Una suplemento de alta calidad de vitamina B 12 es la levadura nutricional, fácilmente utilizable en diversos platos. Sea en comidas principales, mezcladas con puré, sopas, ensaladas o en tus colaciones junto a jugos naturales de frutas. (12)

Además son fuentes de vitamina B 12: hongos Shiitake, espinaca, algas verdes y púrpura (nori), según un estudio realizado en Tottori University, Japan. (13)

Otros nutrientes importantes a cubrir durante la lactancia son: Riboflavina, Vitamina A y Vitamina C.

3.2.4. Otros nutrientes

Riboflavina:

Importancia de la vitamina B 2 en la lactancia

La vitamina B 2 resulta relevante en la lactancia debido a que se encuentra involucrada en el metabolismo del hierro. Asimismo participa en el metabolismo de otras vitaminas como el ácido fólico.

Nutrientes importantes para la salud del lactante según lo elaborado por The University of Sheffield, United Kingdom

La deficiencia de Riboflavina durante el embarazo genera malformaciones.  En la lactancia la cantidad de leche depende directamente de la incorporación en la dieta materna según el estudio. (14)

Requerimientos de vitamina B 2 durante la lactancia

La recomendación de consumo de esta vitamina es de 1, 8 mg incluyendo el gasto de secreción en la leche.

Cantidades mayores no resultaron necesarias, por tanto su consumo en una dieta equilibrada resulta suficiente, sin necesidad de suplementación. (14)

Fuentes de vitamina B 2 en la dieta

Excelentes fuentes de vitamina B 2 son frutas, verduras y cereales según un estudio realizado en New York Medical College.

Particularmente las verduras de color verde como las de hoja, coles como brócoli, col rizada y nabos, en las cuales su contenido es mayor.

El procesamiento industrial de los alimentos y la exposición a los rayos UV elimina la vitamina de los alimentos, como por ejemplo ocurre en alimentos molidos y lácteos, según lo evaluado en el estudio nombrado. (15)

Vitamina C:

Importancia de la vitamina C en la lactancia

Los lactantes pueden cubrir sus necesidades de vitamina C solamente de la leche materna, pero predisponiendo a deficiencias en la madre si su dieta es insuficiente.

Según el estudio elaborado por Institute of Food Science and Nutrition, la deficiencia materna se observó en áreas de bajos recursos donde existe un bajo consumo de frutas y verduras. (16)

La relevancia de esta vitamina en la lactancia está dada por su poder de incrementar la absorción del hierro, nutriente crítico señalado según un estudio llevado a cabo por University of the Witwatersrand Medical School.  (17)

Requerimientos de vitamina C durante la lactancia

La recomendación de 30 mg resulta suficiente en mujeres lactantes, según un estudio publicado en The American Clinical Nutritional. (18)

Este valor se incrementa en un estudio realizado por USDA Agricultural Research Service, USA con el objetivo de prevenir enfermedades a un valor de 75 mg en mujeres. (19)

Fuentes de vitamina C en la dieta

En el estudio mencionado precedentemente en zonas desfavorecidas, el consumo de jugo de naranja 3 a 5 veces a la semana duplicó la vitamina C en la leche materna de mujeres africanas y europeas. (19)

El hierro del trigo, arroz y maíz debe complementarse con alimentos ricos en vitamina C en la dieta para su absorción según el estudio publicado en Popline. (20)

Vitamina A:

Importancia de la vitamina A en la lactancia

La vitamina A disminuye el riesgo de anemia por deficiencia de hierro, de acuerdo a un estudio elaborado en Universidade de brasilia. (21)

Una incorporación adecuada a la recomendación en la dieta materna brindara cantidades suficientes de vitamina A al lactante según un estudio realizado en The Medical College of Pennsylvania. (22)  

Requerimientos de vitamina A durante la lactancia

Las recomendaciones de vitamina A se cubren con una dieta adecuada en este mineral y no es necesaria la suplementación, según lo evidenció un estudio llevado a cabo en World Health Organization, Switzerland. (23)

Según el mismo la cantidad de vitamina A recomendada para cubrir los gasto de la lactancia son 3000 UI.

Fuentes de vitamina A en la dieta

En un estudio de la University Hospital, Sweden, se evidencio que la obtención de vitamina A de vegetales de color amarillo y naranja, mejoró las concentraciones y el hierro en mujeres lactantes.

En esta investigación se utilizaron la papaya y zanahoria como alimentos fuentes de vitamina A ofreciéndolos junto con una comida compuesta de maíz, frijoles y 10 gr de aceites de origen vegetal a mujeres lactantes. (24)

La anemia por deficiencia de hierro, folatos y vitamina B 12 son sumamente frecuentes en las mujeres lactantes según datos mencionados de la OMS.

La persistencia de la anemia a largo plazo en la población mundial de mujeres lactantes y niños repercute en su calidad de vida y capacidad de desarrollo y progreso.

La salud en la adultez depende esencialmente del crecimiento favorable en los primeros años de vida.

La lactancia se considera saludable cuando el bebé crece apropiadamente y sus valores de análisis bioquímicos reflejan un buen estado nutricional.

Este hecho está relacionado con la salud de la madre durante la lactancia y en muchos casos dependerá de tu salud y alimentación en el embarazo.

Los suplementos han mostrado no ser necesarios como evidenciamos a lo largo del artículo.

Resulta importante determinar qué tipo de deficiencia de nutrientes presenta la madre que le genera anemia, para aplicar el tratamiento más eficaz y prevenir enfermedades futuras tanto en el niño como la madre.

Por tanto, una dieta equilibrada que aporte alimentos con alta capacidad de curación, resultara suficiente para la prevención de anemia.

Puedes prevenir la anemia aprendiendo recetas ricas en hierro y los nutrientes críticos mediante nuestro curso de cocina medicinal, con opciones para desayunar, snacks, almuerzo, cenas y postres para cubrir tus necesidades y así las de tu bebe.

¿La Anemia Tiene Cura? Sí
Comentarios