Sobrepeso: Remedios, Medicina Natural y Recetas

¿Por qué haces Ejercicio y No bajas de Peso?

Sobrepeso   17/02/2019
¿Por qué haces Ejercicio y No bajas de Peso?
RESUMEN

Entiende en este artículo por qué haces ejercicio y no pierdes peso a pesar de todo tu esfuerzo.

Las tasas de obesidad continúan creciendo, lo que nos lleva a preguntarnos, dónde está nuestro error, en qué fallamos al realizar actividad física para perder peso y no lograr reducirlo.

Conoce los errores comunes que puedes estar cometiendo por ejemplo en que no haces una dieta adecuada ni un buen tipo de ejercicio, sea por su mal elección como porque no dura lo suficiente para permitirte bajar de peso.

Además de la dieta y el ejercicio si no cambias tu estilo de vida o dejas que tu cuerpo se adapte no lograras bajar de peso.

Entérate cómo resolver estos errores comunes al intentar bajar de peso con el consejo experto de las especialistas de Nuevas Evas, basado en la evidencia actual para combatir el sobrepeso y obesidad de forma efectiva.

1. Necesitas una Mejor Dieta

plato-alimentos-vegetales-extracto-verde

No acompañas la actividad física con una restricción de calorías o cambios en la dieta

Para perder peso, la recomendación es disminuir el consumo de energía de 500 a 1000 kcal por día. La reducción solo de grasas sin reducir calorías no resulta efectivo.

Según un estudio realizado en National Center for Chronic Disease Prevention and Health Promotion, las mujeres que intentaban perder peso limitaban su consumo de carnes, hamburguesas, salchichas.

También restringían su consumo de alimentos fritos como papas, galletas, donas, tortas y postres y los hombres solo postres altos en grasas.

Pero ninguno de los grupos, ni hombres ni mujeres considero el consumo de fruta y verduras frescas, en jugos, ensaladas verdes o verduras cocidas como importante para perder peso.

Solo el 26, 3% de los participantes del estudio consumieron 5 porciones al día de frutas y verduras frente a un 78% que consumían más de 2 porciones por día de alimentos altos en grasa.

Nuevas Evas cuenta con un programa para bajar de peso que te ofrece un plan alimentario que se adapta a tus necesidades y si presentas otros problemas de salud como colesterol e hipotiroidismo.

El Programa Anti-obesidad te permitirá perder peso aprendiendo qué alimentos son los mejores para ti para quemar grasas.

Tanto la reducción de calorías y grasas como el aumento de fibra con la inclusión de frutas y verduras en nuestro Programa para el sobrepeso resulta fundamental para la pérdida de peso.

Otro error común que se comete respecto a la dieta es compensar el ejercicio físico con un mayor consumo de energía y grasa por parte de alimentos. (2)

2. Haces ejercicios que No Bajan de Peso

cintas-elasticas-varios-colores

No realizas la actividad física adecuada. Según The University of Sydney, además del peso corporal, resulta importante la ubicación de la grasa en el cuerpo, siendo la de mayor riesgo cardiovascular la grasa entre los órganos del abdomen, la visceral.

Los ejercicios que colaboran en reducir la grasa abdominal son los recomendados e incluyen las actividades aeróbicas fundamentalmente que conducen a un aumento del gasto energético.

Porque para promover la pérdida de peso es necesario crear un desequilibrio de energía que permita un déficit de energía, lo que se logra, combinando estos ejercicios con la reducción de calorías de la dieta.

Las actividades aeróbicas implican caminar, correr, nadar, practicar un deporte.

Por otro lado, el entrenamiento de resistencia progresivo resultó beneficioso en forma indirecta al mejorar la utilización de insulina, lo que impide la acumulación de grasa visceral.

El entrenamiento de resistencia progresiva produce un menor gasto de energía, comparado con el ejercicio aeróbico, por lo que ambas actividades deben complementarse.

De acuerdo a University of Pittsburgh, el entrenamiento de resistencia progresivo por sí solo no se ha relacionado con la pérdida de peso, si puede mejorar la capacidad física para realizar la actividad aeróbica y diaria.

Además, debe considerarse la duración y frecuencia de cada ejercicio físico, lo que comentaremos más adelante en el artículo.  

Como entrenamiento de resistencia progresiva se incluyen actividades de fuerza y levantamiento de pesas con máquinas principalmente. (3) (4)

3. Tu ejercicio dura muy poco

mujer-levantando-pesas

No alcanzas la recomendación para el descenso de peso o no se recibió asesoramiento sobre la duración recomendada

En el año 1998, el instituto Nacional del Corazón, Pulmones y Sangre, recomendó 30 a 45 minutos de actividad física moderada 3 a 5 días a la semana para la pérdida de peso y el mantenimiento.

Estableciendo a largo plazo 30 o más minutos la mayoría de los días de la semana, es decir 150 minutos a la semana.

Luego en el año 2001, el Colegio Americano de Medicina Deportiva recomienda una progresión de 200 a 300 minutos a la semana de ejercicio moderado para el mantenimiento de la pérdida de peso a largo plazo.  

En el año 2002 el Instituto de Medicina recomendó 60 minutos diarios, es decir 420 minutos a la semana de actividad física de intensidad moderada para prevenir el aumento de peso.

Incluyendo 2 a 3 días de actividades de resistencia progresiva como el levantamiento de peso a intensidades entre 30 y 100% de 1 repetición máxima.

La repetición máxima es la mayor cantidad de peso que puedes levantar en una sola vez.

Según el estudio, solo una quinta parte de las personas que intentaban perder peso cumplían la combinación mínima recomendada de reducir calorías y realizar actividad física.

Entre las mujeres, el cumplimiento de la recomendación de consumir menos calorías y participar en más de 150 minutos a la semana de actividad física es del 19%.

Pero si se considera la recomendación de más de 420 minutos a la semana, solo el 4% alcanzó a cubrirla. Entre los hombres el 22% llegó a los 150 min y el 7% los 420 min.

Es decir que la mayor parte de la población no solo no alcanza la recomendación de actividad para perder peso, sino tampoco para prevenir el aumento de peso.

Además, se ha encontrado que se debe mantener la actividad física durante al menos 12 meses para lograr un impacto en el peso corporal significativo. (1) (3)

4. Dejas que tu cuerpo se adapte

mujer-sosteniendo-pesas-inmovil

El cuerpo se adapta al ejercicio. Al principio un ejercicio puede generar una pérdida de peso, pero luego, al adaptarse el cuerpo se debe incrementar el esfuerzo durante el ejercicio para seguir bajando de peso.

De acuerdo a un estudio elaborado en East Carolina University, 150 minutos de actividad física a la semana resultan suficientes para mantener y mejorar la salud.

Pero para prevenir el aumento de peso es necesario incrementar el tiempo a 150-250 minutos a la semana y para promover la pérdida de peso alcanzar 225-420 minutos a la semana.

Después de descender de peso, para evitar volver a recuperar el peso se requieren entre 200 a 300 minutos a la semana.

Es decir, siempre se necesita mayor tiempo de actividad semanal para lograr la pérdida de peso y mantener la pérdida de peso a largo plazo.

Además, la actividad aeróbica de intensidad vigorosa contribuye a una mayor pérdida de peso si se compara con una actividad aeróbica de intensidad moderada, debido a que el gasto de energía es mayor.

Por lo tanto, pasar de una actividad moderada a vigorosa reporta beneficios adicionales para la salud, el descenso de peso y el entrenamiento. (5)

5. Tu estilo de vida es el mismo

persona-caminando

No realizas otras modificaciones en el estilo de vida lo que perjudica la pérdida de peso

Las personas que realizaron otros cambios en su estilo de vida, además de la incorporación de actividad física, mantuvieron su pérdida de peso a lo largo de 18 meses.

Cambios en el estilo de vida incluyen por ejemplo el aumento de la actividad física diaria como caminar en lugar de utilizar el automóvil o colectivo, ir por escaleras en lugar de ascensor o usar escaleras mecánicas.

Se encontró que estas actividades mejoran la actividad cardiorrespiratoria y reducen el peso corporal en forma similar que los ejercicios tradicionales si se determina la duración e intensidad de la actividad

Otro cambio que se puede introducir en el día a día es el uso de los podómetros, es decir un contador de pasos caminados. La recomendación es alcanzar 10000 pasos por día para mejorar indicadores de salud.

Pero para la reducción de peso se recomienda además la reducción del consumo de energía en forma conjunta. (4)

Según Monash University, cambios en el estilo de vida incluye la participación en grupos presenciales que comparten una misma actividad física o alimentación o a través de una red social, como una comunidad.

Esto se ha identificado como un factor beneficioso en la pérdida de peso por el apoyo positivo del grupo, comparado con la realización de actividad o dieta en forma individual que no resulta sostenible a largo plazo.

Participar de programas de apoyo para personas con sobrepeso, que no solo se centren en la pérdida de peso, sino en la implementación de un estilo de vida saludable en general. (6)

Comentarios