Fibromialgia: Remedios, Dieta, Información

La causa de la fibromialgia puede estar en tus dientes: Amalgamas y Fibromialgia

Fibromialgia   11/06/2020
La causa de la fibromialgia puede estar en tus dientes:  Amalgamas y Fibromialgia
RESUMEN

¿Sabías que la causa de la fibromialgia puede estar en tus dientes? Descubre cómo las amalgamas pueden desarrollar fibromialgia

Aprende en este artículo como la toxicidad de las amalgamas en tus dientes pueden producir infección y cómo realizar el diagnóstico. 

Sigue nuestras recomendaciones para el cuidado de tu boca, limita la exposición a tóxicos y conoce cuales son los especialistas que te ayudarán a resolverlo. 

1. Metales y fibromialgia

amalgama-boca

Los continuos avances y la amplia tecnología disponible, reconocen que el origen de la fibromialgia es múltiple. Numerosa evidencia científica postula que los factores desencadenantes se encuentran en nuestro entorno.

Según un estudio realizado en Ben Gurion University, el ambiente y los genes están involucrados en el desarrollo de la fibromialgia.

Una situación de estrés, algún trauma o infecciones pueden iniciar los síntomas de la enfermedad.

Otro estudio elaborado en Academy of Neural Therapy, USA, indica que influyen otros factores como los hormonales y deficiencias nutricionales.

Este estudio destaca que los tóxicos, especialmente metales, son los responsables de la aparición de la fibromialgia.

La exposición a metales tóxicos se da fundamentalmente por las amalgamas que el dentista coloca en la boca al realizar arreglos en nuestros dientes.

La dieta occidental tradicional que incluye altas cantidades de azúcares simples y grasas lesionan nuestra dentadura, complican nuestra salud bucal y crean la necesidad de rellenar nuestros dientes con sustancias dañinas.

Se encontró una relación directa entre una salud dental deficiente, la necesidad de amalgamas y la presencia de dolor generalizado en el cuerpo. (1) (2)

2. Amalgamas y fibromialgia

2.1. Toxicidad de las amalgamas e infección

mujer-dolor-boca

El principal metal peligroso presente en las amalgamas es el mercurio, que representa el 50% de la composición de las mismas. Además contienen plomo, cadmio y aluminio.

Desde que una amalgama es colocada en tus dientes, más del 80% del mercurio es absorbido por las mucosas de la boca y por tus pulmones. Así, este metal tóxico se acumula en tu cuerpo.

La exposición también puede darse por el consumo de pescados contaminados o por el trabajo en industrias en donde se manipula este metal.

El mercurio resulta dañino para el sistema nervioso, por lo que es culpable de generar los dolores crónicos generalizados presentes en la fibromialgia.

En una clínica especializada en el tratamiento del dolor se observó que el 30% de los pacientes tenía caries, el 43% presentaba infecciones en los huesos de la mandíbula y el 50% presentaba amalgamas. 

En el análisis de tóxicos el 70% de las personas sufría de una intoxicación por mercurio.

La contaminación del cuerpo con metales va acompañada por la aparición  de microorganismos que generan infecciones, complicando el cuadro de toxicidad y los síntomas de fibromialgia. 

3. Diagnóstico de toxicidad

consultorio-dental

De acuerdo a un estudio publicado en Journal of Orthomolecular Medicine, la tensión en la cara y en los músculos de la mandíbula puede indicar toxicidad. (3)

Según un estudio divulgado en Alternative Therapies in Health and Medicine, los síntomas de toxicidad incluyen: Pérdida de memoria, problemas de concentración, dolor de cabeza, palpitaciones, depresión, hormigueo en las extremidades. (4)

Si evaluamos esto, son todos síntomas presentes en pacientes con fibromialgia, alarmante ¿no?

Para conocer si presentamos una toxicidad por algunos de estos metales se realizan pruebas fáciles y baratas como en el caso de la intoxicación por plomo, donde se analiza solo un cabello.

En cambio para evaluar la exposición y toxicidad al resto de los metales, es decir aluminio, cadmio y mercurio,  el análisis es más complejo, invasivo y costoso.

El método consiste en que la persona beba o sea inyectada con un líquido y luego recolecta su orina durante 6 horas o 24 horas. 

El líquido inyectado tiene la propiedad de unirse a estos metales.

Luego, personas especializadas en el laboratorio analizan la muestra de orina buscando la presencia de los metales mencionados. (2)

4. Recomendaciones para evitar las amalgamas y la intoxicación

4.1. Cuida tu boca

boca-dientes

Según un estudio publicado en The Journal of Rheumatology, los pacientes con fibromialgia presentan en mayor medida, comparado con pacientes sanos, problemas en la boca.

Estos inconvenientes incluyen boca seca, es decir poca cantidad de saliva para digerir los alimentos, problemas para masticar y tragar, dolor y ardor en la boca. (5)

De acuerdo a un estudio publicado en Journal of Dental Hygiene, estos  síntomas dificultan la eliminación y barrido completo de residuos de alimentos en la boca, creando más puntos para la formación de caries y aumentando el riesgo de infección.

El cuidado de la boca implica modificar tu alimentación según la presencia de síntomas y consumir una dieta con alimentos no formadores de caries, para evitar la necesidad de amalgamas.

Una nutrición inadecuada y el estrés incrementan el riesgo de infecciones dentales.

Según un estudio realizado en University of Virginia Health System, USA, el uso de las amalgamas está prohibido desde el año 2008 en algunos países como Noruega, Suecia y Dinamarca. (6) 

Debido a la prohibición por los peligros de las amalgamas, en varios países se utilizan alternativas eficaces y sin riesgos.

De acuerdo a un estudio elaborado en Humboldt University Berlin, las incrustaciones de cerámica en los dientes son una alternativa a las amalgamas. (7)

Según un estudio realizado en Medical College of Georgia in Augusta, los compuestos o empastes de resina resultan otro material utilizado hoy en dia.

De estas dos alternativas, las de cerámicas son las más recomendadas. (8)

4.2. Recomendaciones

alcohol-cafe-tachados

  • Si presentas problemas para la manipulación de cepillos, se puede recurrir a cepillos a pilas o con mangos extendidos o hilo dental.
  • Evita el cigarrillo, el consumo de alcohol y de cafeína que reducen la saliva.
  • En algunos pacientes puede resultar necesario implementar una dieta blanda para mejorar la digestión y evitar el dolor.
  • Controla el uso de medicamentos como antidepresivos, analgésicos que incrementan los síntomas de dolor y sequedad en la boca.  

4.3. Consulta a un especialista

Es importante asistir rápidamente a un experto ante cualquier dolor o malestar en la boca y no suponer que se debe a los síntomas de fibromialgia, porque de este modo se retrasa la atención y aumentan los riesgos. (9)

Los dentistas biológicos son los únicos profesionales capacitados para retirar las amalgamas. Es buena idea que contactes con un dentista biológico experimentado para prevenir las peligrosas complicaciones producto de prácticas indebidas en la boca.

Para evitar la exposición a tóxicos, la principal medida que el especialista te recomendará es retirar o reemplazar las amalgamas de la boca por otras sin metales, como las plásticas o de cerámicas.

La cantidad de amalgamas en los pacientes puede ser enorme y el proceso de remoción puede llevar un periodo de entre 1 mes hasta 6 meses. (3)

En algunos casos el dentista, ante la presencia de infecciones no controladas a tiempo, recomendará eliminar la raíz de los dientes, reduciendo notablemente los síntomas de fibromialgia. 

Según un estudio publicado en Journal of Orthomolecular Medicine, la eliminación de las amalgamas de la boca disminuyó y hasta eliminó completamente los síntomas de la fibromialgia.

Por ejemplo, en el caso del dolor, este se redujo en el 85% de los pacientes.

Algunos pacientes también mejoraron sus síntomas al remover y reemplazar las coronas de oro y puentes que contienen los mismos metales. (3)

4.4. Limita la exposición a tóxicos

auto-humo

Es importante que la remoción de las amalgamas se realice con un profesional especializado para evitar la exposición al mercurio durante el proceso de extracción. (3)

De acuerdo a otro estudio en University of Stockholm, luego de 5 años de la eliminación correcta de amalgamas, el 50% de los pacientes ya no cumplía con los criterios diagnósticos de fibromialgia. 

Y el 20% presentó una mejoría de los síntomas. (10)

Debes prestar especial atención a que los tóxicos como el cadmio o el aluminio pueden encontrarse en otras fuentes de contacto habitual que deben controlarse y eliminarse de ser posible.

Por ejemplo, el cadmio está presente en el humo ambiental producto de la contaminación del caño de escape de los vehículos, por lo tanto la contaminación será superior si vives cerca de autopistas o aeropuertos.

El aluminio puede estar presente en el agua corriente. Si no tienes seguridad del agua de consumo puedes hervirla antes de su consumo, utilizar un potabilizador y solicitar un análisis de la misma a tu empresa proveedora.

En esta investigación además se encontró que el níquel es otro metal que forma parte de las amalgamas,que al mismo tiempo se encuentra en aros y productos de cosmética.

Varios de estos tóxicos están presentes en el humo del cigarrillo, en el recubrimiento de algunas píldoras, gotas para los ojos y vacunas. (2) (10)

Conclusión

Está comprobada la relación entre la presencia de amalgamas y el desarrollo de fibromialgia.

Los síntomas de la fibromialgia concuerdan con los de una intoxicación con mercurio, metal empleado  en las amalgamas.

La eliminación de las amalgamas redujo los síntomas de fibromialgia y hasta revirtió la enfermedad en varios pacientes.

Entonces, resulta muy importante prevenir la necesidad de amalgamas mediante un cuidado adecuado de la dentadura,  la higiene bucal  y manteniendo una dieta con alimentos verdaderos de origen vegetal.

En caso de que poseas amalgamas es recomendable que los retires de la boca para evitar una intoxicación y complicaciones de la fibromialgia.

¿La Fibromialgia se puede Controlar? Sí.
Comentarios